LAS EMOCIONES

LAS EMOCIONES

Bajo el prisma de Inteligencia Emocional se está trabajando la manera que tenemos de afrontar las situaciones.

Identificar y reconocer emociones es fundamental para poder expresarlas y gestionarlas lo mejor posible.

En los últimos años se está dando mucha importancia a la Inteligencia Emocional: Nos hemos dado cuenta que gestionar bien las emociones es fundamental para tener una vida más satisfactoria.

Actualmente se trabaja con las emociones desde la infancia. Ayuda a crecer y evolucionar mejor. A tener mejores relaciones con los demás. A gestionar conflictos de manera más eficiente. A aceptar mejor la frustración y a potenciar la autoestima.

En la adolescencia, época de cambio, la Inteligencia Emocional es fundamental para sobrellevar mejor esta etapa.

Trabajar de manera lúdica con los niños y niñas para que puedan conocer las emociones les ayudará a controlar mejor sus rabietas y enfados, desarrollar la empatía, mejorar la comunicación…

Para controlar las emociones es importante tener un equilibrio entre lo que nos ocurre, lo que pensamos y lo que sentimos. Por eso, identificar el tipo de emoción nos ayuda a reaccionar de la mejor forma posible ante la situación en la que nos encontremos.

Tenemos que adaptarnos a la edad del niño/a para ir trabajando según su nivel madurativo. Las emociones se desarrollan durante toda la vida y es importante ir gestionándolas con flexibilidad.

Los niños más pequeños aprenden probando cosas. A través del juego es un buen medio para enseñarles las emociones básicas. También hay que tener en cuenta que los niños/as aprenden a través de los modelos, de lo que ven, por eso los padres son el principal ejemplo con sus comportamientos y reacciones emocionales.

Cuando los niños/as van creciendo podemos empezar a razonar con ellos y a hacerles identificar mejor emociones, tanto las que sentimos nosotros mismos cómo los demás. Así desarrollamos la empatía y también se les enseña a gestionar mejor la frustración y a fomentar una buena comunicación.

 

 

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *